Realizo encargos privados porque es una manera de plantear nuevos retos que en un trabajo más personal puede no surgir. Entre proyectos y mi trabajo más personal, no siempre puedo aceptar los encargos. Si estas interesado en un retrato de alguien especial o de tí mismo o de tu amigo peludo u cualquier otro reto, escríbeme. Es posible que podamos agendarlo.